La fuerza interior como recurso empresarial

 

esperanza

Estamos viviendo tiempos de cambios, es una nueva era y debemos estar preparados para adaptarnos a él.

Como individuos todos tenemos un origen, una historia, y esta es la base principal de cada uno como seres humanos,  además del hecho de contar con un alma (ajayu) que hace de cada persona un espíritu.

Somos la combinación perfecta de cuerpo y alma, una no funciona sin la otra, pero también es verdad que ambas deben funcionar en armonía, una armonía que no siempre está al alcance de todos y que tampoco tenemos consciencia de cómo conseguir esa armonía.

La armonía entre nuestro cuerpo y alma nos lleva a conseguir nuestra felicidad, pero que es la felicidad sino un simple reflejo de nuestros deseos interiores, muchas veces confundida con nuestras necesidades o carencias, ahí es donde radica muchas veces el problema para encontrar esa armonía que nos lleve a nuestra felicidad.  Estamos de acuerdo con que la felicidad tiene un concepto amplio y complejo, puesto que no radica en lo mismo para cada persona, cada individuo tiene su propia perspectiva de felicidad, por lo que para definirla simplemente diremos que es un “estado emocional” que se produce en una persona cuando alcanza una meta u objetivo.

Es por ese motivo que personajes importantes de la historia lo definieron según su propia visión.

La felicidad según Aristóteles:  Puesto que la felicidad (o placer) es aquello que acompaña a la realización del fin propio, de cada ser vivo la felicidad que le corresponde al hombre es la que sobrevive cuando realiza la actividad que le es más propia y cuando realiza de modo perfecto; es más propio del hombre el alma que el cuerpo por lo que la felicidad humana tendrá que ver más con la actividad del alma que con la del cuerpo; y de las actividades del alma con aquella que corresponde a la parte más típicamente humana, el alma intelectiva o racional.  Como en el alma intelectiva encontramos el entendimiento o intelecto y la voluntad, y llamamos virtud a la perfección de una disposición natural, la felicidad más humana es  la que corresponde a la vida teórica o de conocimiento (por ello el hombre más feliz es el filósofo, y lo es cuando su razón se dirige al conocimiento de la realidad más perfecta de Dios), y a la vida virtuosa.  Finalmente y desde un punto de vista más realista, Aristóteles también  acepta que para ser feliz es necesaria una cantidad moderada de bienes exteriores  y afectos humanos. En resumen, Aristóteles hace consistir la felicidad  en la adquisición de la excelencia (virtud) del carácter y de las facultades.

Para Platón, la felicidad es posible cuando el hombre puede contemplar las esencias de las cosas que para este filósofo son las ideas de Dios. Se refiere a ver con el intelecto, más allá de la ilusión que nos ofrecen nuestros sentidos.

Platón reconoce que no se puede ser feliz sin ver la obra de Dios en el mundo que se manifiesta como modelo para la felicidad humana.

Para que el hombre pueda alcanzar la felicidad es necesario que se identifique con Dios practicando la virtud.

Nunca un ser humano podrá ser como Dios pero la tarea del hombre para ser feliz es parecerse a Él lo más que pueda por medio de la sabiduría; ya que los dioses se ocupan de cuidar a todos los que desean ser justos.

Platón consideraba que ofrecerle sacrificios a Dios y elevarle súplicas, para el hombre justo es la mejor forma de lograr una vida feliz, pero para los malvados estas ofrendas y pedidos no tienen eficacia.

El culto religioso y la virtud son por lo tanto en Platón los medios para ser dichoso en esta vida porque sólo los virtuosos pueden ser verdaderamente buenos y felices.

Para Platón la virtud es el conocimiento de lo que es realmente bueno para el hombre y la idea de lo que esa bueno no es relativa sino que es un valor absoluto, porque si no fuera así no podría ser objeto de conocimiento.

Oriente al respecto no difiere de Occidente con su doctrina que propone la compasión como la principal virtud y el desapego o el fin de los deseos para lograr la felicidad.

Del mismo modo, la filosofía platónica describe al mundo sensible como ilusorio porque la verdadera realidad en primer lugar es la idea del bien.
En ambos casos podemos observar que cada uno de estos grandes filósofos de la historia han concentrado el  concepto de felicidad en sus  propios ideales y necesidades espirituales.   Uno nos habla de que la felicidad radica en el éxito y el otro en la espiritualidad,  entonces como debemos nosotros encontrar esa felicidad.

Existen muchas claves para encontrar esa armonía entre el cuerpo y el alma que finalmente nos ayuden a encontrar nuestra felicidad.

La respuesta está en cada uno de nosotros, debemos aprender a realizar un autoanálisis que nos permita conocernos y llegar a intentar comprendernos. Muchas veces nos concentramos en conocer y entender a los demás para integrarnos dentro de una sociedad con exigencias y reglas establecidas, imponiéndonos muchas veces la línea que debemos seguir para encontrar esa supuesta felicidad.

Se necesita ser muy valiente para salir de esa línea y crear la tuya propia, simplemente es dar el paso y empezar por un análisis profundo, no todos podemos seguir la misma línea puesto que no todos tenemos la misma vida ni hemos tenido la misma infancia. Esta última es determinante para todo individuo, la infancia nos marca y determina nuestros destinos.

Hemos leído muchas historias, o visto películas sobre personas líderes, asesinos en serie, misioneros, etc., y todas estas tienen algo en común, una infancia marcada por la violencia, liderazgo, o bondad, pero todo se origina en ese momento clave de nuestras vidas.

Como no ocuparnos de leer nuestra propia historia y buscar las respuestas que a veces buscamos en todos los demás cuando es en nosotros mismos donde las vamos a encontrar.

Tomemos un tiempo para dedicarnos a nosotros mismos, porque es ahí donde encontraremos las claves para conseguir el éxito y finalmente encontrar nuestra felicidad.

Para  realizar un autoanálisis podemos valernos de una herramienta útil y valiosa conocida como D.A.F.O.  Esta herramienta es utilizada en el mundo empresarial, pero que somos nosotros sino una organización compleja conectada entré sí, por factores físicos, espirituales y emocionales.

 

Debilidades   – Cuáles son nuestras debilidades, cómo controlarlas y compensarlas con nuestras virtudes y habilidades. Nadie es perfecto y debemos partir desde ese punto de vista, pero no por eso debemos abandonarnos y someternos a nuestros propios complejos e inseguridades. Hay que trabajar en ese punto hasta llegar a un equilibrio en el que seamos nosotros los dueños de controlar esas debilidades.

 

Amenazas     – Debemos tomar como amenaza, todo aquello que haga que dejemos de lado nuestros valores y moral, aquí entra un aspecto muy importante como la ética.  Este es un efecto en cadena que finalmente consigue que nos deshagamos de todos los valores que nos fueron inculcados en la infancia. No vale el todo por el todo, existe el modo de hacer bien las cosas para que podamos alcanzar nuestros objetivos. La frase “El fin justifica los medios” es la antítesis de lo que debemos hacer para conseguir nuestros fines.

Otro aspecto a considerar como amenaza, son todas aquellas personas que consiguen por diferentes motivos hacernos desviar de nuestro objetivo principal, personas que no tienen objetivos en la vida y que simplemente se dedican a vivir al día sin pensar en el futuro, el entorno en el que nos vamos a desenvolver a nivel personal es fundamental para conseguir éxito o no.

Debemos cuidarnos de nuestro entorno, porque en el encontraremos personas que nos tengan envidia o quieran hacernos daño de una manera sutil y disimulada, en nosotros está tener la lucidez en todo momento para poder identificar a esas personas y cambiarlas por personas que tengan que aportarnos cosas positivas, cuales quiera que sean a nuestra vida, porque será eso lo que nos de seguridad y nos ayudará finalmente a madurar para tener una visión diferente de las cosas para así poder alcanzar nuestros objetivos.

Debido a la contaminación exterior es muy difícil hoy en día encontrar personas afines y limpias mental y espiritualmente, todo lo contrario es más fácil entra en esa espiral de contaminación con las nuevas tecnologías, y esa nueva arma tan útil como mortal como es Internet.  Muchas personas que no terminan de integrarse en la sociedad debido a las exigencias cada vez más discriminadoras de los grupos mayoritarios quienes marcan la línea de lo que está o no de moda y de los requisitos que una persona debe tener para pertenecer a un grupo de amigos o el perfil que las nuevas parejas plantean ante exigencias cada vez mayores, se ven obligados a refugiarse en ese mundo tan contaminante como una enorme burbuja donde todas las personas pueden llegar a ser lo que realmente quieren ser, sin complejos ni inseguridades, pretendiendo tener una vida de la que dista mucho su realidad.

Internet es un arma de doble filo, donde puedes convertir muchos sueños en realidad, una fuente inmensa de información donde puedes destripar a las personas y sus respectivas vidas, pero también puedes ser parte de un engaño, o víctima del mismo.  Es una aparente comodidad donde nada ni nadie puede hacerte daño, es entonces cuando nos damos cuenta de que nos hemos convertido en parte de esa máquina, es decir, en simples robots, fabricando y procesando información delimitada por unas demandas de personas cada vez más superficiales.

La mayor amenaza es la debilidad humana, ser humano quiere decir ser vulnerable y débil, está demostrado históricamente que son muy pocos aquellos que llegan a tener un punto de control con su mente, y son los líderes de la historia, aunque irónicamente hayan sido llevados a ese punto por alguna otra debilidad.

                        SE GANA Y SE PIERDE, SE SUBE Y SE BAJA, SE NACE Y SE MUERE. Y SI LA HISTORIA ES TAN SIMPLE, PORQUÉ TE PREOCUPAS TANTO

 Fortalezas:    Contradictoriamente a lo mencionado en las Debilidades del ser humano, también de manera natural somos de una fortaleza infinita, capaz de aguantar las mayores torturas y suplicios con tal de aferrarnos a la vida, nuestra mente tiene tanto poder que somos capaces de sobrevivir a enfermedades, y situaciones límites en las cuales no somos conscientes sino en ese momento de todo lo que podemos aguantar.

Son situaciones extremas las que nos demuestran a nosotros mismos hasta donde somos capaces de llegar, es así que podemos medir nuestras habilidades y fortaleza cuando la vida nos presenta retos y salir airosos de esas situaciones hacen que creamos en nosotros y nos valoremos sintiéndonos preparados para la siguiente batalla y mientras más retos tengamos más fuertes nos hacemos.

Es en base a experiencias pasadas es que podemos aprender de nosotros mismos y de esa manera evolucionar y madurar como seres humanos para comprender no solo nuestra naturaleza sino también nuestra grandeza.

Está frase nos da conciencia de que somos importantes.

PERDÓNATE, ACÉPTATE, RECONÓCETE Y ÁMATE. RECUERDA QUE TIENES QUE VIVIR CONTIGO MISMO POR LA ETERNIDAD. BORRA EL PASADO PARA NO REPETIRLO.

Oportunidades: Las oportunidades en la vida se manifiestan de manera puntual y esporádica, por lo que es importante las actitudes y decisiones que tomemos al respecto porque hay oportunidades que sólo se presentan una vez en nuestras vidas, pero debemos estar preparados mental y emocionalmente para actuar de la manera más correcta posible y así poder luego disfrutar del éxito de nuestra acertada decisión.

Pero este tipo de aciertos no son coincidencias, uno de los factores importantes en este sentido es la preparación intelectual, la cual nos llevará a discernir de manera adecuada cada decisión que vayamos a tomar cuando las oportunidades se nos presenten. Una persona que tiene claros y definidos sus objetivos, sabe  el sentido hacia donde orientará sus pasos y se preparará para el camino, llevando consigo todas las herramientas que irá necesitando paso a paso para construir un futuro sólido y duradero.

La Emotividad es un factor muy importante para el ser humano y nos proporciona un ingrediente indispensable en la vida, que es la intuición, pero mucho cuidado, porque nuestra razón debe ser en ese momento la que tenga el equilibrio y la frialdad necesarios para finalmente aprovechar las oportunidades correctas.

Esta es una frase que debemos repetirnos y tomar en cuenta.

TIENES EL PODER PARA SER LIBRE EN ESTE MISMO MOMENTO, EL PODER ESTÁ SIEMPRE EN EL PRESENTE PORQUE TODA LA VIDA ESTÁ EN CADA INSTANTE, PERO NO DIGAS NO PUEDO NI EM BROMA PORQUE EL INCONCIENTE NO TIENE SENTIDO DEL HUMOR, LO TOMARÁ EN SERIO, Y TE LO RECORDARÁ CADA VEZ QUE LO INTENTES

¡No hagas planes!

Tengo el enorme placer de invitarte a la presentación de mi último libro titulado “MANAGEMENT DE ALTURA” donde muestro las claves de cómo aplicar nuevas fórmulas para la gestión comercial y el marketing.

Al finalizar el acto compartiremos un vino y se podrá adquirir el libro.

Cuento con todos vosotros y compartir un rato agradable

¡Plazas limitadas!
Confirmar asistencia en el email: info@anorebolivia.com

AFICHE INVITACION V4

La fábula del maestro y el alumno

161295678-beduino-caravana-animal-de-carga-dromedario

 

Erase una vez un anciano maestro que iba recorriendo los desiertos africanos junto a su discípulo entregado por sus padres en su más tierna infancia para que dicho maestro  fuese su educador, mentor y persona que le abriese los ojos al mundo para convertirse en un gran líder de mayor.

Una de las noches mientras descansaban a orillas de un oasis el discípulo le pregunto al maestro.

-Maestro, ¿cuantos conocimientos tienes?

El maestro miro al discípulo por un instante, levanto su mano para posteriormente introducirla en la arena del desierto cogiendo en un puñado de arena y dejando escapar los granos de arena mientras la abría. Y le dijo a su discípulo:

-Mis conocimientos equivalen a un grano de toda la arena contenida en este desierto.

El discípulo se quedó perplejo por la respuesta tan insólita de su maestro y le parecía que eran pocos los conocimientos que podía tener su maestro al compararse con la inmensidad del desierto. Pasados unos minutos, sin embargo, en la boca del discípulo se dibujada una sonrisa de complicidad y sobre todo de comprensión por lo que antes le había dicho su maestro, y nuevamente le dice a su maestro:

-Maestro, ¿Cuándo llegare a ser tan sabio como vos?

El maestro nuevamente miro al discípulo, le agarro del hombro y le dijo:

-Lo serás, cuando dejes de hacerte ese pregunta.

Este cuento oculta en sí mismo una grandeza relativa a la capacidad que nos puede ofrecer el disponer de conocimientos en nuestra vida y lo útiles que pueden ser. Quizás no somos conscientes del valor de la información y sobre todo del conocimiento derivado de ella, pero esta arma siempre que la tenemos de nuestro lado es un gran amigo que nos ayuda en casi cualquier situación que tengamos que afrontar en la vida.

Es por ello la continua necesidad de estar reciclándonos profesionalmente, estar actualizados. Las oportunidades vienen y van, pero solo los que están realmente preparados y atentos a los cambios son capaces de aprovecharlas. Adquirir conocimientos no significa aprenderse de memoria formulas, fechas, hitos, etc, consiste en saber aprovechar la información para nuestro beneficio o para el de nuestra empresa.

Cuestionarse lo establecido suele estar mal visto, sin embargo, es uno de los motores o acicates para generar cambios, mejoras y crecimiento. No debemos preguntarnos cuanto sabemos, sino cuanto sabemos emplear y utilizar para hacer el bien. El mundo es como una pelota de ping pong, aquello que ofreces te vendrá de vuelta, si ofreces lo peor de ti, vendrá lo peor, pero si siembras de manera correcta siempre eres recompensado, quizás no en forma económica o material, pero seguro que si reflexionas desde el corazón alguna riqueza de seguro que has alcanzado.