El comienzo del emprendedor

Words - Ideas

Todo en esta vida esta sujeto a la variable tiempo que marca el comienzo y final de cualquier acto, comportamiento o decisión tomada.

Un emprendedor es un ser hecho de un ADN especial. Su punto de partida es la idea de negocio que quiere convertir en una realidad. Lamentablemente, a pesar de que haya muchos emprendedores, son pocos los que verdaderamente alcanzan la plenitud porque no nos engañemos, los resultados mandan y la falta de los mismos genera frustración y sensación de fracaso.

Nuestra idea puede ser innovadora, original, única (al menos durante un momento de tiempo) pero ponerla en marcha, va mas allá de tener un espíritu emprendedor. Tenemos que ser como el alpinista escalando el Everest. Ante de empezar nuestro camino, debemos fijar los contenidos y pasos que tenemos que realizar para materializa la idea en un proyecto empresarial. Una de las palabras claves se denomina planificación, estrategia. Definir el como, el cuando, a quien y de que forma es vital antes de empezar a andar.

Muchas veces una buena idea ha muerto antes de empezar o al poco de comenzar por la falta de planificación. Ser inteligente no significa ser el mas listo o el mas sabio, sino ser el mas adaptativo y dinámico para ser capaz de moldear esa idea genial y darle los matices necesarios ante los competidores y mercados tan agresivos en los que cualquier negocio tiene que desenvolverse.