Creando lideres, construyendo personas

Ni la empresa, ni el cliente, ni el empleado, la esencia es la persona, la clave de cualquier desempeño o emprendimiento empresarial radica en el individuo y el poder individual o colectivo que pueda ser capaz de asumir y generar. La correcta gestión de sus expectativas integradoras en el ecosistema empresarial son las clave del éxito. Unas primeras pinceladas que espero generen el calado necesario.

management de altura (PROLOGO)

management-de-altura (1)

 

¿Que es un cliente?

Cliente-Empresa-1024x659.png

 

Alguien que hace una compra puntual en el tiempo y no volvemos a saber nada de él, ¿es un cliente?

Respuesta: NO

Alguien que se interesa por nuestros productos o servicios y que luego no compra, ¿es un cliente?

Respuesta: NO

Alguien que ha oído de nosotros a través de terceros pero que no nos ha comprado, ¿es un cliente?

Respuesta: NO

Alguien que hace más de “x” tiempo que no tiene ninguna interacción con nuestra empresa, ¿es un cliente?

Respuesta: NO

 

Cliente, es aquel individuo que ha realizado al menos una compra en nuestra compañía, pero que mantiene interacciones con nosotros, ya sea, para solicitar información de nuevos productos, ó para repeticiones de compra o renovaciones de los mismos, y donde su grado de satisfacción es como poco aceptable. Si para cada uno de los registros de nuestra base de datos, se cumplen estas condiciones, estaremos hablando de clientes en mayúsculas.

Adaptabilidad como innovacion

Time for Change - Ornate Clock

Mucho se habla sobre innovación, especialmente la compañía de la manzana que todos podemos tener en mente. Sin embargo innovación es tener la capacidad de hacer las cosas apropiadas en el momento apropiado. Eso no significa que tengamos que jugar a ser novedosos y creadores de tendencia.

La mejor tendencia es aquella que provoca confianza entre la empresa y el cliente. Mas allá de productos y servicios, tenemos que ser capaces de tocar la melodía del cliente en el momento adecuado con las herramientas disponibles. Tenemos que adaptarnos a su paso, a su latido sino queremos perder posición en la mente del consumidor, en su billetera y sobre todo el el futuro que tenemos que vivir.

Ser adaptativo no es ser novedoso, es simplemente ser capaces de leer las señales del cliente, del entorno y de la competencia para sacar una ventaja que el resto no tenga. Ser capaces de articular protocolos que hagan la vida mas fácil al cliente es la clave del éxito. Darle lo que necesita cuando procede y por el medio que procede. Sin facilidad, sin usabilidad no habra éxito.

Donde centrar el tiro

Ya es muy conocida y también esta  muy manoseada la estrategia de Customer Centricity por parte de las empresas.

Sus principios básicos son los siguientes:

centricity

Sin embargo la realidad es que el cliente es el centro, pero no de la empresa ni de si cultura, sino de los impactos e interacciones que acometen las compañías con el objeto de deseo denominado venta,

Esta es la verdadera realidad y filosofía que la mayoría conoce y de la que es parte activa. Esta es la mentalidad del siglo pasado y de muchos gurus que proclaman el valor de ser un buen vendedor. Ya no es ser un buen cazador sinónimo de buen vendedor, hay que hacer y dar algo mas, y ese valor incremental proviene por lo que seamos capaces de solucionar antes que vender.

diana-perseguida-por-flechas