Creando lideres, construyendo personas

Ni la empresa, ni el cliente, ni el empleado, la esencia es la persona, la clave de cualquier desempeño o emprendimiento empresarial radica en el individuo y el poder individual o colectivo que pueda ser capaz de asumir y generar. La correcta gestión de sus expectativas integradoras en el ecosistema empresarial son las clave del éxito. Unas primeras pinceladas que espero generen el calado necesario.

management de altura (PROLOGO)

management-de-altura (1)

 

Calculo del potencial de un cliente

Un ejercicio vital en las compañías es hacer previsiones sobre facturación y beneficios esperados por cada cliente que se adquiere o se mantiene. Hay innumerables formulas para reflejar este concepto, pero todas ellas deben de tener al menos los 3 siguientes pilares como ejes para su calculo.

  • Cuanto me cuesta adquirir y mantener el cliente
  • Cuanto me genera como beneficio marginal
  • Que posibilidad de perdida del cliente tengo

Obviamente hay mas factores que afectan: referrals, loyalty, satisfaction…, pero como punto de partida consideremos esta aproximación para ampliarla y mejorarla como podamos y necesitemos según el negocio que tengamos.

valor del cliente

Organizaciones organizadas

organizar

 

 

“El propósito de cualquier organización es habilitar y preparar a la gente para que sean capaces de desempeñar cosas extraordinarias”. P. Drucker.

Creo que esta cita debería estar muy presente en la gerencia de las empresas ahora que el empowerment y sensibilizacion hacia los empleados como palanca de cambio es la clave de cualquier transformacion digital, social, economica o etica.

Donde centrar el tiro

Ya es muy conocida y también esta  muy manoseada la estrategia de Customer Centricity por parte de las empresas.

Sus principios básicos son los siguientes:

centricity

Sin embargo la realidad es que el cliente es el centro, pero no de la empresa ni de si cultura, sino de los impactos e interacciones que acometen las compañías con el objeto de deseo denominado venta,

Esta es la verdadera realidad y filosofía que la mayoría conoce y de la que es parte activa. Esta es la mentalidad del siglo pasado y de muchos gurus que proclaman el valor de ser un buen vendedor. Ya no es ser un buen cazador sinónimo de buen vendedor, hay que hacer y dar algo mas, y ese valor incremental proviene por lo que seamos capaces de solucionar antes que vender.

diana-perseguida-por-flechas